elegir-actividades-extraescolares

¿Cómo elegir actividades extraescolares para nuestros niños? O más concretamente... ¿por qué elegimos determinadas actividades en lugar de otras?

Las actividades extraescolares se denominan así por que se imparten fuera del horario escolar y no están incluidas en la educación obligatoria. Sin embargo esto no significa, en ningún caso, que no sean parte muy importante del desarrollo, tanto físico como intelectual de los niños. Por eso no debemos tomarnos a la ligera su elección.

El principal motivo de apuntar a nuestros hijos a actividades extraescolares debería ser siempre y como razón prioritaria su beneficio.

Sin embargo, muchas veces pesa la necesidad de compaginar el horario de los padres con las actividades de los niños, pero esto bien podríamos (y deberíamos) aprovecharlo en su beneficio.

Siempre habría que valorar los gustos de nuestros hijos y sus necesidades. Desde luego, si son ellos los que eligen qué actividades extraescolares van a realizar, irán mucho más motivados a las mismas.

Pero tampoco debemos olvidar que los niños cambian contínuamente de opinión. Y mucho más si al comenzar una actividad se dan cuenta que no es sólo diversión: que tanto el baile, como el kárate, como la guitarra, como el teatro…. exigen cierta disciplina, dedicación y trabajo.

Por esto mismo no deberíamos acceder a ir saltando de actividad en actividad a las primeras de cambio. Darle a elegir la actividad que le gusta, si, pero con cierto compromiso por su parte de que va a intentarlo, al menos durante algún tiempo antes de ir a por la siguiente.

Elegir Actividades Extraescolares ¿Cómo?

Es cierto que en ocasiones hay que elegir algunas materias que no gustan tanto al niño pero que nosotros, como responsables de su educación, consideramos que son muy necesarias.

Puede ser el caso de algunas materias que le complementan o le ayudan en sus estudios. En estos casos deberíamos intentar compaginar algunas actividades que le motiven menos con otras que les resulten más interesantes.

También deberíamos tener muy en cuenta la actividad y la personalidad del niño. Un niño muy activo físicamente,  quizás se beneficie mucho de una disciplina como por ejemplo el yoga. Y al contrario, un niño excesivamente tranquilo puede que necesite un empujoncito hacia actividades deportivas más fuertes.

En cualquier caso es muy importante contar con los gustos de los niños. A la vez, debemos intentar comprender las limitaciones de su edad y sus prioridades. Y también tener muy en cuenta sus necesidades, tanto físicas como educativas o intelectuales, para escoger bien las actividades que más se ajustan a lo que cada niño necesita.

Olvidémonos de lo que a nosotros nos gusta, pensemos en lo que ellos necesitan o les beneficia.

Y tu… ¿Que es lo que más tienes en cuenta a la hora de elegir las actividades extraescolares de tus hijos? Cuéntanoslo…

¿Cómo elegir actividades extraescolares para nuestros hijos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *