Técnicas de estudio

Técnicas de estudio para escolares.

Las técnicas de estudio o estrategias de estudio consiste en aplicar distintas perspectivas al aprendizaje.

Hay una variedad de ellas, que pueden enfocarse en el proceso de organizar, tomar y retener nueva información, o superar exámenes. Estas técnicas incluyen reglas nemotecnias, que ayudan a la retención de listas de información, y toma de notas efectivas.

Más ampliamente, una técnica que mejora la habilidad de una persona para estudiar y superar exámenes puede ser denominada técnica de estudio, y esto puede incluir técnicas de administración del tiempo y motivacionales.

El horario de la actividad es de 2 sesiones semanales de 1 hora de duración. Existe la opción de organizar esta actividad por trimestres.

Esta actividad va dirigida a alumnos de primaria, en edades comprendidas entre los 6 y 12 años.

Técnicas de Estudio

Hay una serie de técnicas de estudio que ayudan a mejorar y a rentabilizar el estudio; no son, en modo alguno, infalibles, ni tampoco imprescindibles para todos. Cada persona deberá, en todo caso, primeramente conocerlas, y, después, elegir aquellas que mejor se adapten a su forma de aprender y retener los contenidos, e, incluso, «adaptarlas» o «inventar» nuevas maneras de llevarlas a la práctica. Lo importante es que sean útiles, que sirvan para aprender mejor.

Podemos destacar las siguientes Técnicas de Estudio:

Subrayar

Subrayar la parte más importante del temario; es una de las técnicas de estudio más sencillas y conocidas. Se trata simplemente de destacar las partes más significativas del texto usando distintos colores. Lo ideal es hacer primero una lectura comprensiva y subrayar lo más notable para, posteriormente, proceder al estudio.

Realizar tus propios Apuntes

Realizar apuntes es una de las técnicas de estudio más extendidas junto con subrayar. Se trata de resumir lo más destacable con nuestras propias palabras para así recordarlo más fácilmente. En la mayoría de las ocasiones, la clave es ser capaz de resumir el contenido al máximo, pero sin dejar fuera ningún dato clave.