baloncesto actividad extraescolar

EL baloncesto es una actividad extraescolar que permite desarrollar habilidades específicas a través de juegos y ejercicios, a la vez que fomenta la autoestima y el desarrollo personal.

Los alumnos se introducen de forma progresiva en el conocimiento del baloncesto, aprendiendo sus normas y técnicas básicas.

El baloncesto para niños es un deporte eminentemente colectivo, donde es necesario cooperar para avanzar y evolucionar. Por tanto da pie a trabajar infinidad de habilidades sociales y técnicas grupales porque es necesaria la comunicación y cuanto mejor sea ésta, más útil es (como en la vida y las relaciones humanas) para el juego.

El baloncesto trasmite valores de cooperación, esfuerzo, solidaridad, participación… Los jugadores son los protagonistas y pueden ver poco a poco sus avances, sus logros, lo que hace crecer la motivación y el interés por la actividad.

Actividad de Baloncesto

En el deporte y muy especialmente en la actividad extraescolar de baloncesto para niños se trabajan también aspectos cognitivos como la toma de decisiones. Darse cuenta de las posibilidades existentes, para en un periodo corto de tiempo, tomar la decisión que más favorece al equipo (por ejemplo pasar al que está sólo debajo de la canasta y no jugártela tu si tienes pocas posibilidades de éxito) es un entrenamiento que se puede extrapolar a infinidad de situaciones de la vida diaria.

Se trabaja también la empatía (hay que pensar en colectivo y ponerse en el lugar de otros) y la paciencia.

– El horario de la actividad es de 2 sesiones semanales de 1 hora de duración.
– Esta actividad va dirigida a alumnos de infantil y primaria, en edades comprendidas entre los 3 y 12 años.
– El número de alumnos por grupo será de 8 mínimo y 15 máximo.

Objetivos generales y específicos de la práctica del baloncesto:

Prevenir el fracaso y el absentismo escolares.

Aumentar el rendimiento escolar aprovechando la motivación que supone la actividad del baloncesto.

Mejorar las habilidades sociales básicas, la comunicación y el trabajo equipo.

Aprendizaje y respeto de las reglas del juego.

Cooperación en equipo, consecución de un objetivo con la ayuda de todos.

Respeto a los compañeros: siempre animamos, nunca criticamos.

Respeto al contrario. Saber ganar y aprender a aceptar la derrota.

Fomentar la progresión individual y grupal.