musica y movimiento actividad extraescolar

Música y Movimiento es una actividad extraescolar que Dinamo organiza y está destinada a niños en edad infantil. Los más pequeños descubren la unión entre el lenguaje, la voz, el movimiento y la música. Y que todos ellos tienen una raíz común: el cuerpo.

La didáctica está basada en el auto-descubrimiento, la exploración, la improvisación y la composición. Cada niño tiene la oportunidad de aprender creando. Es un tipo de aprendizaje esencial y cercano a la vivencia del propio cuerpo como un instrumento artístico. Constituye la base de todo su aprendizaje posterior tanto en el terreno de la música como en el de la danza.

¿Qué aprenden los niños en esta actividad?

El objetivo de esta actividad no es simplemente entretener o divertir a los niños. Es abordar los conceptos y prácticas básicas de la música en un ambiente lúdico que estimule su sensibilidad. También, fomentar diferentes áreas de desarrollo como la coordinación motora, rítmica y desarrollo de la creatividad.

A estas edades la pedagogía y aprendizaje musical se llevan a cabo de forma integrada, no separadas en Audiovisual, Pintura, Escultura, Música, Cine, Teatro y Danza. Por tanto, utilizamos diferentes referentes artísticos para el aprendizaje de los conceptos musicales básicos: altura, timbre, melodía, armonía, tono…

Música y movimiento

En todas las sesiones existen dos momentos, uno exploratorio de nuevos instrumentos y otro de aprendizaje musical a través de un instrumento en particular, siempre adecuado a estas edades. Por ejemplo si aprendemos un ritmo nuevo podemos, por una parte, experimentar diferentes instrumentos de percusión, y por otro lado aprender un ritmo con tambores o con claves. A su vez, contamos con materiales no sonoros, que enfatizan el aprendizaje de ciertos conceptos musicales.

¿Qué habilidades se desarrollan en los niños con esta actividad?

Sabemos que el pensamiento y actividad del niño en estas etapas son globales, por tanto al estimular el sentido musical estamos estimulando los demás sentidos. Así, cuanto más se ejerciten los sentidos, más se favorece el desarrollo global de la inteligencia. De esta forma el buen aprendizaje de música y movimiento a temprana edad contribuye a desarrollar la competencia lingüística, hablada y escrita, favorece el aprendizaje de otros idiomas, la capacidad de atención: escucha, concentración, memoria, razonamiento, imaginación, expresión y creatividad. También ayuda a desarrollar las capacidades de responsabilidad, disciplina, respeto y socialización.

Si deseas conocer más sobre la actividad extraescolar de música y movimiento, llámanos o rellena el formulario de contacto.